man, televisions, junkyard-5963976.jpg

¿Qué hacer con los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE)?

Los RAEE son el flujo de residuos que más crece en el mundo cada año, entre un 3-4%, y hay que tener en cuenta que son residuos peligrosos por las sustancias que contienen y pueden afectar negativamente al medioambiente y la salud, entonces ¿Cómo puedes deshacerte correctamente de ellos? Sigue leyendo.

La generación mundial de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) crece un 3-4% cada año, unos 2 millones de toneladas anuales. Esto se debe principalmente a las mayores tasas de consumo de productos electrónicos, con ciclos de vida más cortos y opciones de reparación limitadas.

Las estimaciones a nivel europeo indican que de los 72 artículos electrónicos que hay en un hogar medio, 11 ya no se utilizan o están estropeados, y que otros 4 o 5 kilogramos por habitante de estos productos no utilizados se acumulan antes de ser desechados.

La generación de RAEE alcanzará este año 2021 un total estimado de 57,4 millones de toneladas, una cifra superior al peso de la Gran Muralla China (la construcción más pesada de la Tierra), según datos que maneja WEEE Forum.

En tan solo 5 años, se ha incrementado 21% y se espera que en 2030 la cifra alcance los 74 millones de toneladas. Algo totalmente impresionante e insostenible ¿No crees? . A pesar de los esfuerzos, el problema es grande y persiste. Incluso, en la Unión Europea, que tiene una legislación integral sobre la Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP) en vigor durante casi dos décadas, y que establece objetivos y responsabilidades legales, la tasa formal de recolección de RAEE fue del 55% en 2018.

¿Qué son los Aparatos Eléctricos o Electrónicos (AEE)?


Son todos los aparatos que para funcionar debidamente necesitan corriente eléctrica o campos electromagnéticos, y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos, que están destinados a utilizarse con una tensión nominal no superior a 1.000 voltios en corriente alterna y 1.500 voltios en corriente continua.

Los hay de todo tipo, forma y tamaño, desde unos auriculares, pasando por un juguete, un smartphone o un frigorífico.

La normativa europea y española fija unas pautas, procedimientos y objetivos para reducir la generación de residuos. Para ello establece una serie de mecanismos orientados a facilitar la entrega y recogida de los RAEE (Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos)

Lo que pretende el Real Decreto es regular la prevención y reducción de los impactos adversos causados por la generación y la gestión de los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos sobre la salud humana y el medio ambiente, determinar los objetivos de recogida y tratamiento de estos residuos, y los procedimientos para su correcta gestión, trazabilidad y contabilización. Busca entre otros objetivos, mejorar el porcentaje de residuos que se gestionan por el canal autorizado y no de manera paralela sin ningún control o que directamente no se tratan.

¿Qué son los RAEE o Residuos de Aparatos Eléctricos o Electrónicos?


Son todos los aparatos eléctricos y electrónicos que que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar. Esta definición comprende todos aquellos componentes, subconjuntos y consumibles que forman parte del producto en el momento en que se desecha.

¿Los RAEE son peligrosos?


Los RAEE están considerados como residuos peligrosos debido a que contienen materiales (mercurio, plomo, fósforo, gases que destruyan la capa de ozono, etc) altamente contaminantes y perjudiciales para la salud humana y el medio ambiente. De ahí la importancia de gestionar estos residuos de manera adecuada y mediante canales autorizados de gestión. Bajo ningún concepto deben tirarse a la basura, abandonarse en la vía pública o entregarlos a gestores de residuos no autorizados. Al adquirir un AEE nuevo estamos pagando una cantidad en el precio para su tratamiento cuando nos deshagamos de él, por lo tanto, ya que lo hemos pagado lo mejor es que se gestione correctamente.

Etiquetado RAEE

Este símbolo indica que el producto no debe desecharse como residuo sin clasificar, sino trasladarse a instalaciones de recogida selectiva para su recuperación y reciclado. El marcado RAEE debe figurar en todos los aparatos eléctricos y electrónicos comercializados en la UE

¿Cómo puedo deshacerme de los RAEE?

Si los AEE de los que nos queremos deshacer están usados pero aún funcionan, para evitar generar un residuo podemos: 

  • Donarlos a entidades sociales sin ánimo de lucro que puedan dar un segundo uso a los aparatos. 
  • Establecimientos dedicados al mercado de segunda mano.
  • Otras vías de entrega para su reutilización y alargamiento de la vida útil de los productos.

Si queremos deshacernos de los RAEE disponemos de las siguientes alternativas:

  • Depositarlos de manera gratuita en los Puntos Limpios más cercanos (fijos o móviles) o mediante recogida gratuita que efectúan algunos Ayuntamientos.
  • Depositarlos de forma gratuita en las redes de recogida de los Distribuidores. Por ejemplo: si me compro una televisión de la marca X puedo entregar un RAEE de similares características al adquirido.
  • Depositarlos en las redes de recogida de los Productores (generalmente para RAEE profesionales)
  • Entregarlos a Gestores de residuos autorizados.  Los usuarios, co
    mo productores de RAEE domésticos, recibirán la acreditación documental de la entrega de los RAEE en cualquiera de las instalaciones.
Aquí puedes ver las diferentes alternativas para deshacerte correctamente de tu teléfono antiguo

¿Compras AEE por internet?


Debes sabes que los fabricantes, distribuidores y tiendas que ofrezcan venta de productos por internet de AEE (equipos de informática, grandes y pequeños electrodomésticos y telecomunicaciones, televisores, móviles, etc.) tiene que dar la posibilidad de retirar o recoger gratis los aparatos sustituidos (RAEE) por los nuevos. El distribuidor facilitará al transportista un justificante o albarán sobre la recogida del RAEE que deberá completarse con la información anterior. En el caso de que el comprador renuncie a la entrega del RAEE, deberá constar dicha renuncia de manera expresa en el justificante o albarán mencionado, del transportista.

¿Compras AEE en tiendas?

  • Cualquier establecimientos que vendan AEE en mayor o menor proporción deberá recoger los residuos equivalentes a los que vende.
  • En los puntos de venta de carácter minorista con zonas de venta de AEE de un mínimo de 400 metros cuadrados preverán la recogida de RAEE (con ninguna dimensión mayor a 25cm) de modo gratuito para los usuarios finales y sin obligación de compra de un AEE de tipo equivalente, como por ejemplo teléfonos móviles, ratones de ordenador, etc.

Ni la Directiva europea ni el Real Decreto español exime a ningún distribuidor de la recogida 1×1. Por tanto, el supermercado o tienda al por menor que venda este tipo de aparatos u otros AEE entre sus productos está obligado a realizar esta recogida y almacenar el RAEE hasta su envío a gestor autorizado.

Deja un comentario